• 1 litro de leche
  • 200 gr. de arroz
  • 130 gr. de azúcar
  • 25 gr. de mantequilla
  • Cáscara de un limón
  • 1 ó 2 ramitas de canela
  • Canela molida (para decorar)
 

Leche calentita, piel de limón, canela… Este postre enamora sólo con su olor. Es todo un clásico, pero no por eso deja de estar delcioso. Así que nos hemos puesto manos a la obra para que veais lo fácil que resulta su elaboración.

Si algún pero se le puede poner es que requiere casi una hora y que hay que estar bastante pendiente para que no se pegue y se queme el arroz, pero dificultad no tiene ninguna. Aunque hay varias formas de preparar el arroz con leche, desde postres fáciles os vamos a mostrar la más clásica, la de toda la vida.

Elaboración del arroz con leche

  • Echar la leche en un cazo y ponerla a calentar a fuego medio.
  • Añadir el azúcar, la ramita de canela y la piel de limón para que la leche vaya cogiendo sabor.
  • Mientras la leche comienza a hervir ponemos el arroz en un colador y lo remojamos un poco para que se le vaya parte del almidón. Lo dejamos escurrir.
  • Cuando la leche ya ha comenzado a hervir le añadimos el arroz escurrido.
  • Lo dejamos cocer durante aparoximadamente 50 minutos removiendo con bastante frecuencia.
  • Cuando vemos que el arroz tiene ya poca leche y está cremoso retiramos del fuego.
  • Añadimos los daditos de mantequilla y removemos bien para que con el calor del arroz se derrita y se integre bien.
  • Dejamos enfriar y ya estaría listo para servir.

Consideraciones adicionales

  • La mantequilla es opcional.
  • Aunque haya un tiempo aproximado de cocción, es mejor estar pendiente y sacarlo cuando creamos conveniente (aunque no hubiera transcurrido todo el tiempo marcado). Hay que tener en cuenta que cuando lo retiramos del fuego sigue caliente durante un rato y la leche sigue evaporando un poco. Así que aún espesará un poco más cuando lo retiremos del fuego.
  • Si se hace con leche y mantequilla sin lactosa será apto para las personas con esta intolerancia.